jueves, 23 de marzo de 2017

Adiós Invisalign... por fin!!

Pues sí, he llegado al final del tratamiento de Invisalign!! En total, han sido 21 meses y 54 aligners que quedan para el recuerdo, además de una boquita muy diferente.

Cacharritos, mordedores y gomas de recuerdo

Se han conseguido los objetivos: se colocaron los dientes torcidos y las muelas que miraban hacia Parla. Además, la mordida de mi boca, que estaba bastante desatinada, se corrigió y ha quedado bastante bien, evitándome problemas futuros de dolor, desgaste y molestias en la masticación. Así que, se puede decir que el cacharrito en cuestión es muy recomendable.

A continuación os enseño unas fotos de mi primer alineador para que comparéis con uno de los últimos que he llevado y podáis ver la diferencia clara tanto en colocación de piezas como en corrección de la mordida.

A la izquierda mi primer alineador y a la derecha uno de mis últimos. En la parte superior, dientes de arriba y en la inferior los de abajo

Vista frontal de mi primer (izquierda) y último (derecha) alineadores


Los últimos meses no os he contado nada (podéis ver las últimas entradas aquí)  porque realmente todo era más de lo mismo, además, al no notar cambios espectaculares como al principio, y estar cansada de tantas limitaciones y pasar hambre en mi vida cotidiana, se me ha hecho un poco larga la recta final...
La única diferencia ha sido al cambiar los aligners ya que, con los últimos he hecho un poco de trampas y lo hacía cada 8-10 días (en cuanto veía que se ponían un poco feos), y utilizarlos, los he seguido utilizando lo mismo, 22 horas al día. Y las gomas lo mismo, de noche y de día, en eso me he portado bien.

A la última visita al dentista llegué nerviosa. Le había dicho a todo el mundo que acababa con la ortodoncia, lo había apuntado en todas partes, con la ilusión de una niña...
Pero, como soy Mrs Bean según me vió la ortodoncista lo primero que me dijo fue: "quizá tengo que dejarte los tornillos y las gomas 6 MESES MÁS"... Lo escribo en mayúsculas porque así es como me pesaron sus palabras, uf...
Pero al final me felicitó y me dijo que no iba a hacer falta (Iujuuuuuuu!!!) así que, me quitó todos los attachment y tornillos que sujetaban las gomas, y... qué maravilla es recuperar tu boca otra vez. Aunque, debo decir que por el momento sigo notando que no cierro la boca normal ya que aún tengo la sensación de que sin aparato no me coinciden mucho la parte de arriba y la de abajo, pero me han dicho que se pasará con el tiempo y me sentiré más cómoda.

Me pusieron un retenedor fijo tras los dientes de abajo para evitar movimientos inoportunos y me sacaron moldes (otra vez más) para unas férulas (distintas de invisalign, más bastas) para dormir con ellas una temporadita más y así ir asentando posiciones.

Así que aunque seguiré un tiempo controlando mis perlas con las férulas, ésto está finiquitado!! Espero haberos ayudado con mis experiencias.  Si os queda alguna duda, sabéis dónde encontrarme... sigo por aquí... Pero ahora con una gran sonrisa!!