sábado, 17 de diciembre de 2016

El tarro de cristal de Up

Estos diás me estoy acordando mucho de la película Up. 

Concretamente de la parte que mas pena me dió, para los que no la hayáis visto no es ningún spoiler, no os preocupéis...

Se trata de una serie de escenas en la que se ve como una pareja guarda en un tarro de cristal sus ahorros con el fin de hacer el viaje de sus sueños. 

Por diversos motivos, reparaciones en su casita o en su coche, se les pasa la vida rompiendo el tarro para utilizarlo siempre en estos menesteres. No os cuento mas para no fastidiar a nadie ;)

El caso es que como se acerca la fecha en la que el sr Bean y yo vamos a hacer 40 años, y eso es casi como la mitad de nuestra vida, se nos ocurrió hace tiempo festejar el inicio de esta segunda etapa con un viajecillo inolvidable con nuestros pequeños compañeros de vida.

Siempre hemos sido viajeros. 
Estos años de paternidad nos hemos moderado un poco pero, ahora que los enanos nos siguen el rollito y se puede ir con ellos a todas partes, estábamos totalmente motivados. 

En lugar de un tarro de cristal, abrimos una cuenta bancaria y la llamamos "Viajecito". Al ritmo que marcaba cada momento del año (y cada imprevisto económico) íbamos sumando en nuestra cuenta lo que se podía.

El año que viene era el momento escogido. 
La ilusión crecía por momentos...

Pero... (en nuestra historia de vida siempre suele haber algún "pero", al menos en las primeras intentonas de algo...) surgió un imprevisto, bastante importante. Tan importante como la casa en la que vivimos. No es un problema que nos ponga entre la espada y la pared pero, sería muy irresponsable darle la espalda y hacer ese viaje. 

Así que... está decidido, romperemos el tarro de cristal.

No es una entrada triste, ya sabéis que siempre os cuento mis aventuras en clave bastante humorística. Sólo es una mrsbeanada más, un poco más seria, que me apetecía compartir con vosotros. La esperanza y el humor siguen ahí, siempre pienso que cuando un propósito no sale es porque no era su momento, porque hay que dejar fluir las cosas en otra dirección aunque, ésto nos saque de nuestra zona de confort y nos desequilibre un instante.

Además, por suerte, el cristal se rompe pero los sueños no. Sólo hay que cerrar los ojos, respirar profundo y los encontraremos.





jueves, 15 de diciembre de 2016

Cappuccino de Nescafe

Los Insiders nos han invitado a probar el nuevo Cappuccino de Nescafe.



En esta campaña nos han enviado un paquete bastante generoso con muestras y descuentos para los amigos y un bote entero de Cappuccino para casa pero que está viajando bastante para que lo pueda probar más gente, jejeje
Además nos regalaron un neceser de Nescafe que hemos utilizado para llevar las muestras adónde íbamos.

Esta campaña además es un tanto diferente de otras porque no trata tanto de rellenar cuestionarios sino de compartir la experiencia a tiempo real con comentarios o fotos, con lo que es bastante dinámica.



Después de repartir las muestras entre los vecinos probadores que tenemos y los compañeros de trabajo y de organizar un par de reuniones familiares y con amigos en las que no faltaba nuestro bote de Cappuccino el veredicto es contundente:

A todos les ha encantado la facilidad para prepararlo, lo cómodo que es para llevarlo a cualquier lugar (sólo se necesita agua caliente en su preparación), su sabor suave y su cremosidad (casi como de cafetería).

Lo único que nos apunta todo el mundo y sobre todo mi Mr Bean particular es que le falta dulce, pero lo arreglamos endulzando a nuestro gusto y ya está.

En mi caso, que soy una raruna, me ha gustado bastante y, sólo le recomendaría a la marca que ofreciese mas opciones como descafeinado, edulcorado o con leche vegetal, ya que ya se sabe que en un grupo es difícil que dos personas pidan el café igual...

martes, 4 de octubre de 2016

Yoga... para los ojos???

Sí, como lo leéis!! Se puede hacer yoga con los ojos, para relajarlos pero, también para ejercitarlos... Con los móviles, ordenadores y demás pantallas varias no sólo los cansamos sino que los hacemos vagos y sólo saben mirar hacia adelante y sin ni siquiera pestañear... Así que, como tengo que estar muchas horas delante del ordenador debido a mi trabajo, me decidí a investigar si había algo que pudiese hacer para no cargarme la vista demasiado en mi día a día.

Lo primero que me llamó la atención fue el vídeo de esta médica que os pongo a continuación y, que si lleváis gafas como yo (hola, me llamo Mrs Bean y soy miope!!) os va a resultar muy interesante:


Es curioso cómo narra la forma en la que las personas que no vemos bien aceptamos enseguida sin rechistar cuando nos ponen gafas. A veces, hasta nos alegramos... "mira me he comprado unas gafitas moradas más monas" y encima te las pones y vuelves a ver con una nitidez increíble y claro, se convierten en tus compañeras inseparables. A partir de ahí, sólo miramos hacia adelante, a través de nuestros cristales nuevos antireflectantes, anti UV y antitodoelmundoexterior que, nos protegen y pensamos que se ha solucionado el problema. Pero, nada más lejos de la realidad. Seguimos viendo mal, el problema está ahí con un parche por encima (las gafas/lentillas) y cada vez más lejos de solucionarse.

Si buscáis información, podéis encontrar multitud de fuentes en las que se explica cómo ejercitar los ojos para intentar rehabilitarlos en la medida de lo posible, para que el problema no vaya a más, y así, dejar de apoyarnos en la muleta aceptada alegremente por la sociedad.
No se trata de quitarse las gafas e ir por ahí guiñando el ojo y forzando la vista ya que, ésto sería muy perjudicial. Igualmente, tampoco se trata de quitarse las gafas de sol y mirar hacia el astro rey con el ojo desnudo porque podríamos dañarnos los ojos de forma irreparable.

Sólo se trata de ser consciente y constante y hacer unos ejercicios con los ojos con el fin de fortalecerlos y hacerles soltar sus tensiones, de mirar a lo lejos (y de cerca) sin forzar, aceptando lo que somos capaces de ver y lo que no, de estimular la retina para que no sea tan sensible a la claridad y a la luz solar (y así no depender tanto de las gafas de sol), de mejorar la visión periférica...

Hay muchos cursos en distintas ciudades por si os queréis informar (sólo tenéis que escribir "yoga ocular" en cualquier buscador).

Yo por el momento me he acercado a esta técnica de la mano del Dr. Meir Schneider, que es un experto en recuperación visual, a través de sus vídeos y sus libros.



Llevo más o menos un mes practicando sus consejos diariamente (unos días mejor que otros, dependiendo del humor de mis enanos y los huecos que me dejen) y he de decir que, sigo utilizando gafas pero, ya no las llevo de la mañana a la noche... Las utilizo para mirar pantallas y para conducir. El resto del tiempo ya no las llevo... y me siento liberada. Al principio me agobiaba un poco pero, con los consejos de este señor he aprendido a aceptar lo que veo bien y lo que veo mal sin forzar la vista para nada (es lo que él llama, "mirar con ojos blandos"). A veces no saludo a la gente conocida o el suelo que acabo de barrer resulta que cuando te acercas y lo miras bien está lleno de migas (y de hormigas...), pero son "males secundarios" que le pueden ocurrir a cualquier Mrs Bean...

El librito por el que me estoy guiando
Qué? os animáis? Desde luego, intentarlo no cuesta nada y, si no te funciona lo más malo que habrás hecho es dedicarte un rato libre para respirar de forma consciente y relajar la zona del cuello y la vista... Os contaré si consigo recuperar algo de vista y.... también, si las personas a las que no saludo porque no distingo sus caras hasta que ya es demasiado tarde, vuelven a hablarme... XD





martes, 20 de septiembre de 2016

Primeros resultados Invisalign

Aquí estamos otra vez!! Ha pasado el veranito y al final lo pasé... sin mis alineadores nuevos...

La razón está en que no llegaron antes de que la clínica dental cerrase por vacaciones, así que, como lo único que tenía para mantener las perlas en su sitio era mi último alineador, el 26, y estaba despellejado y dado de sí me dijeron que sólo lo utilizase por la noche (mejor, porque daba verguencita salir de casa así...). Y así hemos conseguido ir manteniendo los dientes en su sitio. Ha sido mi mayor temor todo el verano: que se volvieran a descolocar, grrrrr

Lo bueno ha sido que me he sentido muy libre e independiente todo el verano (Ay! qué rápido se acostumbra una a no tener cosas extrañas en la boca). No he montado ningún número de Mrs Bean en la playa (bueno si, claro, pero por otros motivos, jejeje) y he podido comer todo lo que me apetecía a deshora... Y aquí viene lo malo. Al verme todo el día sin el "bozal" que me había impedido comer con libertad entre horas a lo largo del invierno, pues, no me he cortado nada y nos hemos traído unos cuantos kilitos de recuerdo de mis días de libertad.

Por suerte desde primeros de Septiembre vuelvo a tener mis cacharros dentales que son nada más y nada menos que 17!! Así que mi ilusión de haber acabado con ésto antes de Navidad se quedará en eso, ilusión. Ya sé que dije que me los cambiaría más a menudo al ser de refinamiento pero, ya que estoy metida en ésto lo mismo me da tardar un poco más y los movimientos al realizarse lentamente se asentarán mejor y serán más efectivos. Los alineadores de refinamiento tienen una pinta algo diferente ya que antes sólo me tapaban los dientes y algunas muelas de delante. Éstos tapan hasta las muelas del juicio así que supongo que también me las van a mover, que se habían quedado las pobres mirando cada una para su lado. Si ya me había cambiado la forma de la cara bastante, ahora va a ser la bomba...
Sigo llevando una goma en el lado derecho para corregir la mordida de ese lado que es el que tenía más desgastado por haber tenido tantos años los dientes descolocados. Por suerte la dentista olvidó o pensó que no era necesario (no lo sé pero yo no se lo voy a recordar...) lo de ponerme una goma cruzada en los dientes para la noche... uf, qué agobio

Mi nueva cajita Invisalign (la primera la destrocé...)

Los primeros días el llevarlos fue como empezar de nuevo, llagas, dolor y presión insoportables... una lata!
Me releí las entradas antiguas de Invisalign del blog para animarme a mi misma pensando que igual que pasó la otra vez esta vez también me acostumbraría. Y, en mi tercera semana puedo deciros que sí, que se pasa y llega un momento en que te encuentras cómoda otra vez.

Como no he terminado con esta aventura, de momento no os enseño el primer y el último alineador como tenía pensado ya que me hace mucha ilusión enseñaros el primero y el último de verdad.

De momento os pongo unas fotillos para que veáis cómo se han movido mis dientecillos del alineador 15 al 28 que llevo ahora.
Os seguiré contando mis historias dentales en cuanto haya novedad...
Un abrazo y ánimo a todos los que estáis en esto!!











viernes, 26 de agosto de 2016

¿Adiós? Verano...

Aún quedan días de verano, como dice la canción de Amaral...

Aún, el calor es sofocante, te intentas esconder en las sombras por las calles, te tiras a la piscina con las ganas de un niño pequeño y la sensación del agua fría en tu piel es un descanso para los sentidos, te comes helados riquísimos y con unas ganas como no las tienes en todo el año, los tomates son más rojos y sabrosos que nunca... Aún comemos todos juntos, comida rica y casera, recién hecha, con tranquilidad y ganas, y no en tuper y alejados unos de otros, como el resto del año. Aún puedes ir en chanclas y con dos trapitos finos por la calle que apenas cubren la piel (con mucha crema para el sol, eso sí...)... Aún (y espero que por muchas semanas todavía) tenemos la suerte de poder salir por la noche a la terraza y sentarnos en la tranquilidad de un barrio vacío (bueno, a estas alturas ya no tanto...) a hablar hasta la madrugada de tantas cosas, que durante el resto del año se quedan vagando por nuestras cabezas pero ahora, en este momento relajado, pueden ver la luz, mientras nuestras miradas se pierden en las constelaciones de Sagitario y Escorpio, siempre con sus estrellas en formación perfecta formando la tetera y el dragón. Seguro que se troncharían de la risa cada noche si escucharan las ocurrencias que tenemos...

Tantas aventurillas este verano a nuestras espaldas... Paseando por el barrio vacío, en bañador y, hasta en pijama; aprendiendo a tirarnos y a bucear en la playa y en la piscina; buscando pokemons por todas partes XD; por la casa de campo, por Madrid Río y por los parques de barrio, de noche; viendo las películas atrasadas del resto del año; cenando un bocadillo por la calle para alargar más el día; descubriendo la playa que parecía sacada de la serie de las sirenas y que llamamos la playa de Mako en su honor, jejeje; jugando al Uno (qué vicio!) y al cinquillo; haciendo castillitos de arena y enterrando a nuestros enanos; los días con mamá porque papá trabaja y los días con papá por lo contrario; apoyándonos y riéndonos cuando el Bean-Car decidió que se iba a quedar a vivir en la playa y que no iba a arrancar; gritando como locos la noche de las cucarachas en el camping; saliendo en plan "jóvenes" tomando copas preciosas en el último garito chill out que hemos descubierto (y que tiene piscina de bolas, iujuuu); poniéndonos en youtube todos los vídeos con las canciones del verano para aprendernos los bailes; chillando como brutos y tocando la trompeta cuando algún deportista de la casa ganaba medallita en las olimpiadas; andar hasta el burguer casi de madrugada sólo porque sí, para tomarnos un cafelillo y un cono y volver a casa con linterna porque teníamos miedo,...

Aunque se empeñen en anticiparnos todo y quitarnos nuestro verano antes de tiempo (practicamente, desde principios de agosto) con anuncios y escaparates llenos de abrigos y jerseys de lana, de mochilas, libros y estuches repletos de rotuladores, de mil accesorios para los cientos de actividades deportivas que nos hemos propuesto hacer a partir de este otoño... Seguiremos viviendo el presente, y, en el presente, aún es verano.

Disfrutad mucho lo que queda sin pensar en lo que viene o en cuanto queda...

Una refrescante vista de la isla de "Mako"...


lunes, 4 de julio de 2016

Campaña Oil & Go de Natural Honey de Youzz

Estamos dentro de la campaña de Youzz: Oil & Go de Natural Honey!! Qué bien, que estamos en rachita de probar productos y como casi no nos gusta... jejeje

Pues es toda una suerte poder participar en esta campaña justo en esta época del año en el que la piel está más castigada por el sol, el cloro y la sal. Además, no te apetece echarte cosas pringosas que te den aún más calor, ni tirarte una hora extendiendo el body milk porque tengo más que comprobado que con el calor no se absorbe igual...

En el pack de inicio que nos manda Youzz venía una talla real de este aceite y ¡20 minitallas para compartir! Además de los cuestionarios, la guía de campaña y la carta de bienvenida.

Mi pack de bienvenida Youzz, super generoso


El aceite Oil & Go de Natural Honey es muy ligerito, no me ha dejado sensación pringosa en ningún momento. Cómodo de utilizar, lo echas con la piel mojada antes de salir de la ducha y no lo aclaras, directa a secar. Además, a pesar de ser muy líquido tiene un tapón que hace que no desperdicies nada.
La composición también me ha convencido bastantes ya que parece más natural que la de otros aceites del mercado: aceite de almendras y rosa mosqueta.

Mis primeras impresiones han sido muy positivas, más hidratación, luminosidad y elasticidad. Me está ayudando bastante con unas cicatrices de una operación reciente y yo creo que las está reduciendo. Toda la familia lo puede utilizar y entre otros usos, me lo estoy echando en las puntas del pelo para hidratarlo que en verano se me encrespa bastante y también lo estoy usando como desmaquillante de ojos.

Lo único que no me convence mucho es el aroma. No es que sea malo ni desagradable, es que es muy potente para un aceite, tanto, que se queda en la ropa que te pones a continuación como si te hubieses echado perfume (si te agrada, no hay problema). Es el mismo que el de la BB Lotion de la misma marca que pudimos probar también el año pasado. Yo le daría una vuelta. De todas formas probaré las variedades de coco y argán, a ver si huelen distinto, porque lo que es el producto en sí me gusta mucho.

Repartiendo muestritas en la piscina...
Aún sigo repartiendo muestritas, pero ya me quedan muy pocas. Si alguien en Madrid se anima a ponerse "suavito" dadme un toquecillo por aquí.

Y vosotros, ¿lo habéis probado?

miércoles, 29 de junio de 2016

No solo lechuga

Ñam ñam una entradita con nuestras últimas invenciones vegetarianas para daros ideíllas de recetas fáciles y sobre todo para que nadie se preocupe, que no sólo como lechuga... (si os interesa alguna receta, dejadme un post y os la pongo!! Son todas muy fáciles)


"Espaguetis" de calabacín con salsa de piquillo y anacardos

Quiche de calabacín y huevo


Quiche de espinacas y pimientos de colores con base de boniato en láminas

Arroz basmati con pisto y berenjena asada

Humus de judía negra

Ensalada, claro, pero no sólo de lechuga...

Brownie vegano y tarta de galletas (con huevo y leche)

Y aquí un ejemplo de cómo me vacila mi señor esposo... pero, que me hace mucha gracia









viernes, 17 de junio de 2016

Campaña Starbucks Chilled Classics de The Insiders

Estamos dentro de la campaña de Starbucks Chilled Classics de The Insiders!! Qué contenta estoy! Primero, porque en casa somos muy cafeteros y con el calor que ha hecho estos días de atrás, pues poderte tomar un café fresquito que ya está hecho y todos es un lujo. Y segundo, porque así he roto la racha mala malísima de no dar el perfil para ninguna campaña, con lo que nos gusta probar productos y opinar.

Pues mi pack de inicio llegó a casa antes de ayer, más que generoso y bonito por cierto, con las variedades de café frío Starbucks Chilled Classics: Capuccino, Seattle Latte, Caffè Americano y Caramel Macchiato Latte.
Además de 15 cupones de 0,50 € de descuento para comprar cualquiera de ellos en la sección de refrigerados de los supermercados.



Enseguida metimos en la nevera cuatro distintos para poderlos probar y empezamos a repartir y hacer sesiones de "cata y opinión": entre vecinos, en el trabajo, en la piscina,... En cuatro días nos hemos quedado sin cafeses para repartir... Aunque todavía me quedan descuentetes por repartir, así que si hay alguien interesado por los Madriles, ya sabéis....

Al menos pude probar en persona las variedades: Caramel Macchiato y Seattle Latte. De sabor están muy ricos, me parecieron muy dulces pero al mirar en la tabla calórica, ví que tampoco tienen una cantidad
exagerada de azúcares. Lo único que noté exagerado era el sabor a leche, a lo mejor era sólo en estas variedades o quizá la materia grasa de la leche que contienen le aporta un sabor muy fuerte para mí, pero lo noté un montón. Los ingredientes tampoco destacan por su "frescura y naturalidad" pero, cuando te compras este tipo de productos envasados y preparados, ya sabes a lo que vas, buscas comodidad. Lo más destacable es que el café utilizado es de comercio justo.

Por lo demás, es muy refrescante para estas temperaturas veraniegas, cómodo y práctico en cuanto a envase, ya que es fácil que vayas con él a cualquier sitio sin derramar nada. Si te quieres despertar de golpe están muy indicados porque tienen bastante cantidad de cafeína (no muy recomendable para las últimas horas del día). Además, el diseño del envase es bastante atractivo por esto de que te recuerda a las cafeterías del mismo nombre pero, con la diferencia de que puedes disfrutarlo en tu casa.



Probaré con mis descuentillos las otras variedades pero, si saben tanto a leche no creo que me haga muy fan. ¿No estaría fenomenal que sacaran algunas variedades descafeinadas o con leche de soja (en todos los Starbucks puedes elegir descafeinado y leche de soja)? A esas si que me aficionaría seguro, y si sacaran alguna variedad de té tipo Chai Tea Latte, uf, me abonaba ya... Sólo son algunas sugerencias... XD

Y vosotros, ¿los habéis probado?

lunes, 13 de junio de 2016

Mrsbeanadas de verano 2016 (y todavía ni ha empezado...)

Pues sigo en racha de mrsbeanadas...

La semana pasada en el metro saqué del bolso un botecito de crema de manos, de esos a medio terminar pero que todavía se puede estrujar un poquito. Y lo estrujé claro, vaya que si lo estrujé. Y aquello parecía más seco que la mojama así que apreté con todas mis fuerzas y el tubito... eyaculó tres metros, manchando a su paso el asiento de al lado, el asidero, la falda de una señora, una puerta del metro y el suelo... Uf, para mis manitas no quedó nada claro pero mientras me disculpaba con medio vagón, pañuelo en mano para ir limpiando todo el estropicio me dí cuenta de que todo quedaba muy "hidratadito"... No sé ni cómo se me ocurre aún hacer este tipo de cosas en público!

Culinariamente, volví a probar la receta de yogures de soja caseros: con nuevas recomendaciones, materia prima eco y de calidad, y bien cara, no batir, para que no les salga una capita rosa (al menos eso no ha salido esta vez) y otra vez, me han salido horribles. Muy líquidos y grumosos, como si no yogurizaran bien. De sabor no estaban malos y me los he comido porque yo no tiro nada pero ya he aprendido la lección (creo, porque ya es la tercera tanda que intento): yogures de soja caseros de Mrs Bean son asco X( no hacer!!

También intentamos unas super cookies de chocolate con receta probada de la mamá del mejor amigo de mi nene mayor, que tiene a todos babeando en el patio y, aunque todo empezó bien con una masita que olía fenomenal y nos comíamos a cucharadas, terminó con una fusión de galletas en el horno, donde se formó el monstruo-galleta que ocupaba toda la bandeja. Debe ser que soy muy apretá y no dejé el espacio suficiente entre galletitas, y que yo no sabía que aquello iba a crecer hasta Parla pero el caso es que la unigalleta causó furor. Mi enanín aún se acuerda y se parte de risa él sólo. También nos las comimos claro, estaban muy ricas, después de darle con el cuchillo y partirlas en cachitos. La próxima vez las hornearé de dos en dos, jejeje...


Y como estoy últimamente yo muy animosa con la máquina de coser que me trajeron los reyes pues intento de todo claro, pero así a lo Mrs Bean. Yo creo que a mis obras con la máquina les vamos a dedicar a partir de ahora entradas enteras del blog. Para estrenarme os voy a contar que a mi hijo mayor le regaló una mamá del cole muy apañá un ratoncito Pérez de fieltro con un bolsillito para meter los dientes. Me dió pena que su hermano pequeño no tuviera uno también y me decidí a hacerle algo así. Aunque como mi pequeñín es más dulce que el chocolate decidió que prefería un hada de los dientes a un ratón. Y yo entusiasmada me decidí a hacerle a mi niño el hada Holly. No hablo del resultado, prefiero que lo juzguéis vosotros mismos. El niño es pequeño y no entiende asi que me dijo "qué bien mami!!" pero yo cada vez que estoy haciendo las camas y miro hacia Walking Dead Holly, tiemblo... jijiji


Y hasta aquí por ahora, a ver si el calor me aplatana un poco y dejo de liarla! Un besote!

domingo, 29 de mayo de 2016

Diario Invisalign de Mrs Bean 1 año y pico...

Buenasssss! Pues por aquí seguimos con mi cacharrito 24 de 26!! Lo contenta que estaba yo pensando que me iba a quitar ya el aparatín antes del verano y así poder comer pelotazos en la playa con mis churumbeles sin ningún problema pero,..... no! claro, soy Mrs Bean... las cosas no suelen salir como planeo X")

Estoy muy contenta porque apuntito de terminar que estoy ya me veo los dientecillos completamente colocados, tanto los de arriba como los de abajo forman dos U perfectas, y la mordida se ha enderezado a base de llevar mis gomitas de friki. El método funciona!! y está más que comprobado. Podéis recordar la situación en entradas anteriores. En la clínica me felicitaron por ser tan buena y llevar alineadores y gomas unas 23,5 hr al día (jejeje, es broma, pero casi, casi... que me lo he tomado muy en serio).
Yo que soy de los 80 y entonces te aguantabas con lo que te tocaba en la boca (no se ponían brackets tan fácilmente como ahora y sus precios eran exhorbitantes para una familia normal), pues me siento de verdad agradecida de haber tenido la oportunidad de poderme ver la boca tan bien.

En la última revisión la dentista me comentó que ahora que termino con éstos alineadores, empieza el periodo de refinamiento (uf!) y que debo llevar unos... 14 cacharros más!! (la cara que se me quedó, os la imagináis, verdad?). Le pregunté, tartamudeando, si también tenían que ser cambiados cada 15 días y me dijo que sí, pero que como es refinamiento, ya en esta fase se puede ser más flexible. Así que, voy a hacer trampas, muchas... y lo cambiaré cada bastante menos, a ver si con un poquillo de suerte para Navidad voy sin bridas y puedo devorar todo lo que me ofrezcan sin reparos, jejeje. Por cierto, que también me comentó que para refinar la mordida del todo, me van a poner un tornillito más en un colmillo para que por las noches me ponga una goma cruzada de colmillo de arriba a su contrario de abajo (¿quéeeeeeeeee???? madre mía!! ahora sí que me voy a ver como Willy Wonka con su aparato gigante...). Así que, con tanto afinar... yo creo que echan a la pobre Shakira de los anuncios de pasta de dientes y me ponen a mí en breve....

Mientras tanto, este verano nuevamente tendré que montar el número en la playa y lavarme los dientes en el lavapiés, XD (si me véis por ahí, saludarme que seguro que soy yo, nadie más hace el payasete tanto).

En la próxima entrada os enseñaré los primeros y los últimos alineadores que lleve para que veáis qué cambio tan sorprendente en tan sólo un año y dos meses.

Muchos besos a todos!

jueves, 26 de mayo de 2016

Mrsbeanadas de primavera 2016

Que sigo liandola, no hay remedio para lo mío, lo que pasa que son tantas y tantas las mrsbeanadas, que os cansaría al final. Así que de mi rutina circense, os rescato las mejores perlas:

Me siento muy Mrs Bean todo el año pero, sobre todo ahora en primavera en el metro abarrotado, con la cazadora en una mano, la bufanda en otra, el bolso en un dedo, la bolsa de la tartera resbalando por el hombro, el móvil en los dientes y el libro entre las rodillas, cayéndome a cada frenazo o cada curva, encima de la gente o desperdigando el contenido de mi bolso por todas partes...

También la he liado en casa, cambiando el arenero del gato, en plan "venga, que en 5 minutos lo limpio y salgo pitando a por los niños" y toquetear algo en la bolsa de la arena y acabar creando una playa maloliente en mi cocina, o haciendo súper limpieza de primavera "ala, esta sartén de 2 pavos del Ikea está muy vieja ya, a la basura" (pero era la única con anti adherente decente!!) e intentar hacer una tortillita después con cualquier otra que hubiera por ahí y que me saliera un mejunje "repegao" de patata y huevo. Menos mal que en casa ya están acostumbrados a comerse lo que sale bien y lo penoso también (el ketchup lo arregla todo... ejem).

Y la Mrsbeanada de primavera ganadora es.... tachán! Chica a la que le rompí el pantalón y casi desnudo en el autobús!!

Me monto una mañana en mi querido autobús 155. Estaba a tope pero vi un asiento libre en un hueco de estos de cuatro sillas que se miran de frente dos a dos. Enfilo por supuesto para allá con mi bolso en una mano, el bolso de la tartera en otro y el abono transporte en la boca. No es fácil sentarse en estos huecos porque, como la gente que haya ya sentada no recoja un poco las piernitas no hay espacio humano para pasar y más con tantas cosas en las manos. Pues cuando pensé que había concluído mi hazaña y me dispongo a poner el bolso de la tartera entre los pies y así no molestar, descubro con horror que la cremallera del bolso se ha enganchado con los ultramodernísimos vaqueros de rotos de la chica que estaba sentada enfrente. Más concretamente, se había enganchado en el roto de una de las rodillas. Y de qué forma! Eso no había quien lo sacara... Imaginad la situación, yo con la cabeza entre las piernas de la chica (que también se las trae la posturita que llevábamos) intentando deshacer el lío de cremallera e hilos que si no hubiera llevado el Invisalign, yo creo que hasta con los dientes lo hubiera probado, jejeje... Al final, como veíamos que no tenía solución, la chica muy comprensiva (y desesperada, supongo) me instó a que tirara. Y tiré... Y la hice un siete en el pantalón que hasta me ofrecí a pagar. Pero nos entró la risa floja y como era tan maja me dijo que así iba más moderna, y más fresca también, que no me preocupase que un accidente lo tiene cualquiera. Si ella supiera....

domingo, 24 de abril de 2016

Cuesta mucho ser siempre zen

Si cuesta, sí.

Porque, aunque te mantengas centrado, positivo y tranquilo, sigues teniendo ojos. Y puedes ver muchas cosas, y percibir muchas sensaciones. A lo mejor, ahora todo te resbala, ya nada se irrita dentro de ti, no te hace saltar como una fiera ni arder de rabia pero, sigues siendo un ser sensible. Aún somos muy rudimentarios, no hemos evolucionado hasta pasar de esa cualidad.

Y el día a día en la gran ciudad es como una lucha, todo son pruebas, decisiones, trabas, exigencias, competitividad, injusticias, demostraciones públicas... El trabajo, los horarios, los hijos, los padres, los hermanos, los amigos, los vecinos, la imagen, la salud, los retos incumplidos, las cosas materiales a las que nos apegamos tontamente, como si fuesen importantes...

Nuestro cerebro sólo se quedaría tranquilo si luchásemos o huyésemos como el resto de los animales, pero en la vida normal no se puede hacer eso, tenemos que controlarnos con una fuerza de voluntad inmensa, tanta, que del sobre esfuerzo te podrías enfermar. Y, si intentas ser zen, menos. Entonces, sólo deberías observar, respirar profundo, meditar en una solución, buscarle el lado positivo y espiritual, dibujar una sonrisa en tu cara, y tirar para adelante... Así, puedes llevar una existencia feliz, pero no eres inconsciente. A pesar de pintar tu mundo de colores, sigues dándote cuenta de todo. Y, a veces, sólo a veces, te gustaría mandar todo el zen muy lejos y gritar hasta el cielo y patalear hasta remover la tierra, pero eso, no sirve para nada más que para sacarte de tu centro y atraer lo que no quieres (ya lo he probado, y no libera ni funciona).

El camino que elijo es seguir consciente, respirar, observar en la distancia, y empezar de nuevo cada día. Mismas ganas y motivación, distintos propósitos, tranquilidad de espíritu, transformar tu realidad para convertirla en amiga, restando la importancia a todo aquéllo que no la tiene hasta hacerlo olvidar, siempre en tu centro...

Cuesta mucho, pero vale la pena siempre.

(Aquí abajo os cuelgo un resumen de Los Cuatro Acuerdos Toltecas que he descubierto recientemente y que me han venido estupendamente como consejos para mantenerme "zen")

miércoles, 6 de abril de 2016

Rebelde

Porque hay momentos en la vida en los que te das cuenta de que el término "justicia" no existe en la vida real tal como lo describe la RAE:

Principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece 

Este significado es muy bonito y en las películas de Disney se representa de una forma fantástica, los malos reciben su castigo y los buenos y trabajadores consiguen el buen y merecido resultado que esperaban. Casi se asemeja al significado de "karma" (aunque este último es más zen) lo cual me gusta y me confunde a partes iguales. 
Los que vivimos en el mundo occidental desarrollado hemos mamado y crecido en este significado de la justicia. Todo lo que se salga de esa definición es injusto para nosotros.

Si no te has portado bien, asimilas que mereces el castigo, el mal karma. Pero, si has sido buen chico, muy buen chico (o al menos esa percepción de ti mismo has tenido tú) por esta educación recibida, esperas con los brazos abiertos tu recompensa, tu buen karma soñado.

Pero, lamentablemente, la vida real no es así. Los seres humanos que no tienen la suerte de haber nacido aquí, en mi cómodo mundo occidental, los inocentes que viven justamente pero bajo el yugo de políticas injustas, no reciben premios, sino una vida de castigos y penurias. Aquellos que tuvieron el karma de nacer como animales, incluso en mi confortable mundo, por bien que se porten y cariñosos que sean tampoco reciben ninguna justicia. En nuestra rutina diaria, podemos ver que dentro del mundo de las injusticias, tampoco reciben castigos los "malos", sino que cada vez son más poderosos y viven mejor.

Puedes sentir que vives la injusticia en todos los niveles de tu vida, del mundo en el que vives, en temas: políticos, familiares, laborales, de salud...

Perdonad la entrada un poco pesimista de hoy, aunque intento vivir en un estado interno de paz constante, sólo soy una persona. 
Aunque muchas veces intento negar lo que veo a mi alrededor, para así poder subir el nivel de optimismo circundante, también la vida me sacude de vez en cuando. 
Y en esos momentos, tengo que pasar un tiempo de reflexión hasta que vuelvo a poner una sonrisa en mi cara y salir a la calle a intentar levantar el ánimo de todos los que encuentro a mi paso.

En ese tiempo de reflexión, me siento rebelde, mucho. Pienso constantemente en lo bueno que sería que cambiasen las cosas y me imagino viviendo en ese mundo justo. En ese tiempo, sigo haciendo yoga para centrarme pero no quiero (no puedo) meditar sentada, necesito poner música movida y muy fuerte y salir a andar, casi correr, liberarme de esa sensación tan pesada y oscura de injusticia que me arde por dentro.

A continuación, os invito a un par de temitas de los que me acompañan cuando estoy en este trance, por si os apuntáis a la "meditación rabiosa" XD... 



El minuto 4:38 supone una descarga buenísima!!







martes, 8 de marzo de 2016

Arrow, Flash, The Legends of Tomorrow,...

Uf, la lista de series empieza y no termina. Son series de televisión basadas en super-héroes de DC Comics, que se cruzan unas con otras, unas surgen de las otras, o empiezan donde terminaron las anteriores, y los personajes, van y vienen, viajan entre distintos capítulos de distintas temporadas de cada una de ellas, dándole mucha agilidad a los guiones.

De hecho para enterarte bien de tu serie, tienes que seguir dos o tres series más.

Total, que sin darte cuenta, acabas enganchadísima y muy friky de todas ellas, jejeje...

Si a todo ello le sumamos: que se destinan a un público familiar (genial, porque lo puedes ver a cualquier hora, sale algún beso y algún puñetazo, pero nada exagerado o influyente si ves la serie con tus enanos y se lo explicas bien, y oye lo que no parezca apropiado se pasa rápido o se ve en otro momento, sin problemas), que a tus hijos les gustan mucho (lo puedes poner sin que nadie grite "nooo, yo quería ver Frozen"), que tú llevas unos ocho años sin poder ver en tu casa más que Bob Esponja (o sea, que estáis ávidos de engancharos a lo que sea), que echas de menos la sensación que te provocaba Perdidos con tanta información oculta y tantos flashbacks, que eres friky pero mucho, mucho y que te gustan los super-héroes y sus hazañas más que los donuts fondant, pues en estas seriecillas tenemos la receta ideal.

Espero que os divirtáis en familia y lo paséis tan bien como lo estamos pasando nosotros.
Un abrazo!

Estoy segura de que este muñequito será lo más deseado en casa próximamente...

lunes, 15 de febrero de 2016

Ay que no pica de Old El Paso

Estos días Youzz nos están invitando a probar una nueva gama de sabor suave de Old El Paso. La gama Ay que no pica puede ser consumida por pequeños y mayores a los que, como a mí, no les guste el picante para nada o les siente mal.

Dentro de esta gama Ay que no pica podemos encontrar tortillas extra tiernas, barquitas mexicanas, salsa mexicanita y preparado para rebozar fajitas crujientes.

En el kit que nos mandaron a casa teníamos: 6 packs de tortillas (3 para repartir), 1 pack de barquitas mexicanas, 6 salsas mexicanitas (3 para repartir), 7 preparados para rebozar fajitas crujientes (3 para repartir). Ya tenemos más o menos todas las cosas a repartir entregadas a sus "probadores" oficiales porque, la verdad es que esta campaña ha entusiasmado a todos.



Mi opinión personal después de un par de cenitas organizadas con esta ayuda que nos manda Old El Paso, es muy positiva.
Es cierto que las tortillas son más tiernas que las clásicas.
Las barquitas son geniales para todos, pero sobre todo para los niños, les ha encantado porque además de ser muy fáciles de rellenar, también están muy ricas y es un producto que a partir de ahora compraré habitualmente.



Los preparados para rebozar el pollo y hacer fajitas crujientes te facilitan mucho la preparación del plato. No manchas nada y encima son más sanas porque son de horno. En mi casa han quedado encantados. Yo esta vez no las probé, pero me estoy montando una recetita para rebozar seitán o tofu en tiras y así poderlo comer yo también. Ya os contaré!



La salsa mexicanita está muy rica y no pica nada (aunque a mis hijos que les pica hasta el agua les picaba todo, claro). En lugar de jalapeño u otras especias picantes le han puesto cilantro, mucho. A mí me gusta mucho el sabor de esta especia pero, a otras personas que lo probaron conmigo no les pareció muy agradable y se quedaron con el sabor clásico picante de las salsas de Old El Paso. En mi opinión está muy rica y fue un complemento ideal para la nueva receta mexicano-vegetariana del señor Bean: los rollos de aguacate y verduras (están de muerte!!).



En general, muy recomendable para que ni los niños ni las personas mayores que no gustan de sabores explosivos se queden excluidos en comidas o cenas temáticas como pueden ser las mexicanas. Además, las barquitas les encantan y son muy fáciles de manipular por ellos. Aunque, en mi caso, ha quedado demostrado que siempre tendremos que acompañar estos nuevos productos de alguna salsota picante para que todos queden agusto.

lunes, 18 de enero de 2016

Diario Invisaling de Mrs Bean 8 meses

8 mesazos llevo ya con el cacharrete!! Qué rápido se está pasando!!

Ya noto un montón el movimiento de los dientes, aún no están colocados cómo deberían pero ya están posicionándose de una forma más correcta. Ya voy por el alineador 16 de 26 que tendré que llevar.
Así que, puedo decir ya a estas alturas que es bastante efectivo. También es verdad que estoy siendo muy buena y lo llevo tooooooodo el día. No me lo quito nada más que para comer y me lo vuelvo a poner corriendo.

Yo temía las fiestas de Navidad porque pensé que tendría que estar mucho rato sin mi cacharrito y todos los dientes saldrían disparados a descolocarse, pero, al final también fui buena. Comía y después salía pitando a lavarme los dientes y colocarme el alineador otra vez. En nochevieja entre la cena y las uvas me lo puse y después a lavar y a poner otra vez. He empezado el año con los dientes más limpios que nunca, jejeje...

Me sigue resultando bastante cómodo, aunque es cierto que cada vez que cambio de alineador (cada 15 días) paso un par de días un poco doloridilla, pero vamos, que es soportable.

Hace pocos días me han puesto unos ganchos de hierro en cuatro piezas dentales donde tengo que engancharme unas gomitas (como las de las pulseras de los nenes) para que me corrijan la mordida también. Súper completito el tratamiento la verdad, al final, me quedaré de lujo pero como os contaba en entradas anteriores con: las bolas pegadas a los dientes para empujarlos más, los alineadores con sus salientes, los hierros y las gomas, al final es igual de estético que una ortodoncia normal, y, cuando abres la boca para hablar o reírte, se ve de lujo todo el tinglado que llevas ahí dentro.

Por buscarle un beneficio con respecto a la ortodoncia convencional, supongo que es más higiénico ya que te quitas todo el circo para comer y lavarte. Además si no abres mucho la boca, ni te ríes, pa una selfie sosita, es verdad que puede que lo ocultes sin que se vea mucho... Por otra parte, quien lleva ortodoncia convencional puede comer cuando le da la gana y yo, sin embargo me estoy haciendo una limpia increíble porque no puedes irte quitando las gomas, los plásticos y toda la gaita por la calle para comerte un cachito de pan, entre que siempre hay gente a tu alrededor y que son muchas cosas a quitarse y guardar se te quitan las ganas. Tampoco picas cuando te ofrecen una galletita o un bombón y, mucho menos pipas, caramelos y cosas así, pues por no quitarse todo aquello en público se da dinero, y después encima, tenerse que lavar como si una fuese una loca por la higiene dental (en el cine, en el centro comercial, en el parque de atracciones... todo el mundo te mira raruno), prefieres quedarte con las ganas.
Yo lo que hago es aguantarme hasta la hora de la comida, merienda o cena, con algún zumito o infusión de forma que, cuando por fin me quito "las bridas" como dice el Sr. Bean para meterse conmigo, arraso como una plaga de langostas con lo que vea, jejeje...
Os seguiré contando, aunque creo (sólo lo creo porque mi dentista siempre me sorprende) que ya no me toca instalarme ninguna horripilancia más en la boquita, y a partir de ahora ya estamos en la cuenta atrás de alineadores hasta que el último por fín me deje todo colocaíto...

Pero eso será para principios del verano claro, así que todavía tengo que convivir con mis bridas un poco más.

martes, 12 de enero de 2016

Piccolinis

Feliz año! ya estoy otra vez por aquí...
Hoy voy a contaros que Los Insiders nos han invitado estas fiestas a probar los Piccolinis de Buitoni!!

En el pack que me enviaron venían tres descuentos de 3 € para que nos comprásemos en el súper nuestros sabores favoritos y 12 vales de 0,50 € para repartir que me han volado de la manos...



Los Piccolinis son pizzitas pequeñas, seguro que las habéis probado alguna vez. Yo había probado unas de marca blanca pero, la verdad es que, las comparaciones son odiosas lo sé, pero no hay color con estas...

Son de masa muy fina y crujiente, el queso está bastante bueno y huele fenomenal, huele tan bien que mientras se hacían en el horno, tenía a mis enanines como mosquitas alrededor y diciendo "tengo hambre" y "huele a rico".

La verdad es que están muy buenos, nosotros compramos Capricciosa y Bolognesa, para el papi y sus criaturas y para mí, la única opción no carnívora 3 Formaggi (aunque poco vegana la verdad...). Se pueden utilizar como aperitivo, entrante, o cenita, con algo más como una ensalada o algo así porque te sabe a poquito. Cada caja trae 9 pizzitas en envases de tres pero, nosotros somos cuatro en casa y palmamos dos cajas para cenar en cada ocasión.

Otros sabores que se pueden comprar son: Tonno, Salsiccia y Alla Carbonara.



Mi única recomendación a la marca han sido cajas más grandes, familiares y multi-sabor además de alguna receta más con verduritas.

Por lo demás, nos hemos quedado encantados con los Piccolinis y a partir de ahora, serán la sorpresita de más de un viernes noche o celebración.
¿Qué opináis? ¿Los habéis probado?